Browsing Tag

Fibromialgia

Desarrollo Integral, Medicina Alternativa, Medicina tradicional, Salud

L.A.E. Ma. Eugenia González Gutiérrez Presidenta del DIF Municipal de León, Guanajuato.

10 años duró mi pesadilla

“Bendito sea Dios, por darme la oportunidad de conocer a la enfermera Catita, que me dio la luz, devolviéndome la salud de una forma extraordinaria”

Mis problemas de salud comenzaron hace 10 años cuando me detectaron síntomas fuertes. Empecé con una parálisis de mis piernas, que se agudizaba más durante mis periodos. Eran dolores muy fuertes, a veces duraban hasta 12 horas y no podía moverme. Después se me complicó más, porque, también mis brazos se me paralizaban; quedé como un robot, sólo movía la cabeza. Comenzaron mis crisis y hasta perdía el habla. Padecí una serie de situaciones bastante desagradables. Me dieron infinidad de diagnósticos: Primero un Ginecólogo me dijo que tenía Endometriosis, para lo cual me dieron unos tratamientos muy fuertes; me operaron de Endometriosis grado Uno. Luego de la Endometriosis, mis problemas empeoraron. Me pusieron durante 6 meses unas inyecciones que eran tan fuertes que me provocaban Premenopausia. Luego tuve problemas con la Tiroides; después me decían que tenía Miastenia gravis… Resultó que no era, que mi problema era de columna. Otros médicos decían que tenía problemas metabólicos, que era el Timo y tenían que operarme, pero no salió ningún tumor. Los médicos andaban como a ciegas tirando golpes a todos lados. Me hicieron una Biopsia el 16 de junio de este año”.

“Mi padre es médico cirujano pediatra y con tantos diagnósticos que me habían dado, ya no sabía con quién enviarme”.

“Así transcurría mi vida, de médicos a especialistas. Un neurólogo me dijo: “Tal vez tu Neuro Biopsia va a salir normal, creo que no tienes nada, tus estudios están normales, tú te lo andas inventando”. Después me fuí a Estados Unidos para unos estudios y resultó que tenía Fibromialgia. Me hicieron una Biopsia de músculo y en ella apareció que tenía Citopatía Mitocondrial grado uno y, según esto no me lo habían detectado porque en ningún estudio común, de placa o resonancia se podía detectar”.

Seguir leyendo