Browsing Tag

Epilepsia

CMT, Desarrollo social, Medicina Alternativa, Medicina tradicional

Tuve un accidente, quedé inmovilizada y con secuelas de epilepsia, crisis convulsivas y ausencias

Visité Congregación Mariana Trinitaria por un accidente que tuve al golpearme la segunda y tercera cervical, quedé inmovilizada. Llegué caminando, pero iba muy adolorida y con secuelas de epilepsia, crisis convulsivas y ausencias. Todo sucedió cuando estaba en una fiesta infantil, atrás de mi estaba un columpio sin cimentar, por lo que se me vino completamente hacia la nuca.

Visité a un neurólogo y me hicieron varios estudios. Revisaron mi columna, estaba un poco desalineada y tenía que estar en observación. Me dieron tratamiento neurológico y anticonvulsivo. Este suceso fue el 25 de febrero del 2011.

Me enteré de Congregación Mariana Trinitaria por una familia que se atendió aquí mismo. Me comentaron que la señora había tenido un accidente y acudió a tratarse en Congregación Mariana Trinitaria; me dio su testimonio y la vi tan bien que me contagió de mucha confianza, por la forma que se expresó de la recuperación tan rápida en su estado de salud.

En base a ese testimonio, llamé a Congregación Mariana Trinitaria y concerté una cita para atenderme. Cuando me hicieron la valoración, detecté muchas cosas que no sabía que tenía, y en el transcurso de 3 días que duró mi tratamiento, empecé a sentir situaciones de mejoría; como el caminar con seguridad lo cual antes no podía. Sentía mucho dolor y angustia, tenía una sensación de ausencia, que ahora ya no tengo. Estas mejoras la he sentido en estos 3 días de mi tratamiento, que fue más psicológico y mejoré un 75 por ciento.

“Ahora estoy más unida a mi esposo, me siento feliz; esta misma unión y felicidad la transmito a mis hijos y veo a ellos más sanos y felices”.

Al estar en tratamiento psicológico resolví muchas dudas, me ayudaron a comprender y a entender el miedo que yo sentía por el accidente; ya no me siento débil, ahora tengo muchas ganas de hacer las cosas, las ausencias que tenía desaparecieron, me siento con muchos ánimos.

Seguir leyendo