blog
CMT, Depresión, Medicina Alternativa, Medicina Integral, Medicina tradicional, Salud

Va a la raíz de la enfermedad mediante el Modelo de Medicina CMT

La señora Olivia Alonso Contreras narra con dolor y un gran sentimiento de tristeza:

Lo más fuerte es de unos cinco años a la fecha. Empecé con problemas de la rodilla, estuve hospitalizada, creo que por depresión y creo que me habían dicho que había tenido un micro-infarto, se me han ido agravando más las rodillas, el hombro.

Estuve hospitalizada ocho días, en esa ocasión, primero me habían dicho que llevaba un aborto, y ya estando allá le dicen a mi esposo que yo estaba muy mal, a él lo espantaron, le dijeron que iba ya casi infartada.

Ya no me hacen el aborto, me estuvieron tratando con la presión arterial, tuve picos de 160, 110. Y ya, después poco a poco me la fui controlando despacio, me empecé a hinchar de las piernas.

Encontré a otro médico y él me dio un medicamento con hidrocortisona para empezar a desechar líquidos, porque empecé a retener muchos líquidos, estuve bien relativamente ya con la presión durante unos tres o cuatro años. Empecé otra vez, no me la puedo controlar tan fácil, me empecé a hinchar otra vez, y el dolor de piernas y las articulaciones.

Ya no sé ni para dónde acudir, ya que todos los médicos me dicen que el problema son las piernas, y que baje de peso ¿cómo voy a bajar de peso? No me puedo ni mover.

Y en cuanto a la depresión, pues ya no sé ni porqué, he tenido problemas desde niña, pero desde que me casé con mi esposo, que es él el que más me ha ayudado, no tengo problemas serios, no es para que yo estuviera así.

Ya no sé qué es lo que tengo, no sé si lo mismo que me estoy limitando moviendo es lo que me tiene así más que otra cosa.

Ya no puedo hacer lo que yo hacía antes, hemos sido de mochila al hombro con mi hija, acampábamos en donde nos tocara la noche, ahora ya no, lo que menos quiero es caminar, y el último médico me dice que es desgaste de articulaciones, a nivel rodilla, pero ya del brazo ya no me dice nada, nada más me dicen que se está deformando el hueso de los omóplatos, pero es todo.

Y ya realmente nada más estamos tratando con la medicina alternativa, y ya los médicos lo menos que pueda, ya tomo mucho medicamento si no ya no camino, me tomó alrededor de ocho o nueve pastillas al día y no veo mejoría, para mí es una tortura, prefiero quedarme sentada o estar quieta en un solo lugar.

He tenido problemas para orinar, y tengo retención de líquidos, mis triglicéridos llegaron hasta 350.

¿Cómo se entera de Congregación Mariana Trinitaria?

Por medio del Canal Once, en el programa De Todo, mi esposo lo vio y después lo buscamos en youtube, y nos enteramos de qué se trataba, nada más que nuestra equivocación fue no sacar la cita antes, si no desde cuándo yo estuviera mucho mejor.

La señora Olivia queda sorprendida cuando es la misma Enf. Catalina quien la recibe y la consulta y le dice: Qué bueno que es usted la que nos atiende, ya que a veces acudimos a lugares para atendernos y no recibimos la atención de la persona que sale en la tele, mejor nos atienden otros.

Al narrar sus sintomatologías, nos cuenta con lágrimas en sus ojos, de la separación de su hija.

El problema mayor y el más fuerte que he tenido, desde que yo me acuerdo, fue un evento en el pasado, y el hombre que tengo a mi lado es el que me ayudó a salir de él, cuando nos casamos sí batallamos como dos años.

Cuando mi hija se tituló y se fue, me dijo: “Mamá aquí no voy a encontrar trabajo de lo que yo quiero”, y se fue para Ciudad del Carmen.

Tardamos como seis meses en irla a ver, en esos seis meses se muere el perro que ya tenía conmigo como 16 años. Yo, de hecho, lo tuve que dormir al perro porque tenía cáncer.

Fue todo junto en menos de quince días. Se me va mi otro sobrino que también estuvo conmigo, se fue con una semana de diferencia de mi hija. Los dos terminaron la escuela, o sea, no se fueron por irse nada más. Yo sabía que se tenían que ir, pero nunca pensé que hubiera sido tan duro.

-¿Y eso la afectó mucho?

-Demasiado, le digo que fui a caer hasta el hospital y allí me dijeron primero que iba con un sangrado fuerte, no, de hecho, ni con sangrado, nada más iba con dolor, ya estando esperando a que me dieran la consulta se me vino un sangrado allá, me pasan a Urgencias de Gineco y que según me iban a hacer un legrado porque llevaba un aborto, pero “yo ni sabía que hubiera estado embarazada”.

Ya salen con mi esposo y ya allí me lo asustaron, dijeron que yo iba muy mal, iba infartada y que me podía morir, que no me podían operar en ese momento hasta no controlar la presión.

Iniciando la valoración la Enf. Catalina, me va diciendo los malestares que he sentido, vio el desajuste en mi cuerpo, y me comenta:

Se ve de aquí arriba, la sensación de que inclusive el seno está más grande, la pierna está más gruesa, hasta sus pies están más hinchados del lado izquierdo que de su lado derecho.

El cuerpo está más caído de un lado que de otro. En su brazo izquierdo diera la sensación de que está reteniendo líquidos, más que él derecho. Aquí los problemas emocionales están afectando su cuerpo.

Vamos a sonar esta campanita y vamos a ver qué nos dice su cuerpo. Observemos los sonidos de la campana que nos están indicando los cambios de su cuerpo.

Efectivamente, aquí hay una gran retención de líquidos, incluso aquí también siente usted más pesado el brazo izquierdo que él derecho. Hay necesidad de eliminar heces fecales acumuladas más de lado izquierdo, para que baje de peso y el estado anímico nos cambie.

Usted trae un grave problema de oxidación, esta oxidación la lleva usted y a veces ni usted misma sabe qué es lo que pasa, ya se fijó, aquí está. Si usted se da cuenta, hija, aquí están relacionadas sus vías urinarias, parece que usted quiere orinar mucho pero no puede.

¿Usted siente que respira bien, que ventila bien, o que tiene dificultades para respirar?

-No, respiro bien.

Sigue valorando y expresa:

La cápsula de líquido sinovial se reventó en esta rodilla y su rodilla está trabajando en seco y eso produce dolor, inflamación y limitación de nuestras propias articulaciones.

En el punto ubicado cerca de su seno, nos va a marcar su angustia y su estado anímico. Esto en ocasiones provoca que se vuelva cáncer de mama, por la somatización de las experiencias vividas. Esto nos puede provocar problemas de corazón, no los hay ahorita, pero los puede provocar.

Una vez que me valoran decido tomar el tratamiento de tres días, en el primer día de tratamiento, me di cuenta de que en mi pierna bajó la inflamación, pero donde noté más fue en mi brazo, pues no me podía ni peinar. No podía levantar el brazo para agarrarme el cabello, y ahorita ya me cuesta, pero ya no me duele, ya pude yo sola amarrarme el cabello.

-En cuanto a la pesadez del lado izquierdo de su cuerpo, llámese brazo y pierna ¿qué tanto mejoramos?

-Pues yo digo que un 50%, puedo caminar y sin tomar el medicamento. Incluso una vez fui a unos médicos que hablan por la televisión, a la Clínica de Osteoposis y Reumatismo, pagué muchísimo dinero, pero nada más mientras me duró el medicamento tuve cierta mejoría.

Qué pasa cuando la doctora Catalina, sin saber que la Sra. Olivia fue atacada a la edad de 14 años, le pregunta: qué pasó un día entre el atardecer ya oscureciéndose y que la Sra. Olivia tiene este evento en su vida a esa edad, y que no lo había mencionado el día de su valoración, y la Enf. Catalina le empieza a relatar el horario o el cómo se ve el atardecer, anochecer, y la sensación que tiene su cuerpo de pesadez en zona sacra y en piernas, y que en cierto modo le está ayudando a liberar esta etapa de su vida.

Origen y somatización del padecimiento de Olivia: 

-Pues es que en el momento en que me dijo “tarde-noche”, la verdad volví a resentir todo, porque este episodio fue la tarde-noche saliendo yo de la escuela, y que otra persona me dijera que había sido ese horario, para mí fue muy impactante porque no lo sabía, no lo sabía, sabía lo que me había pasado, pero no sabía a qué hora había sido, y en el momento en que me dijo volví a caer en el mismo episodio tan fuerte, pero al momento de caer, traté yo misma de defenderme con unas fuerzas que yo no había tenido en ese entonces.

Diagnóstico:

Una vez que termino esa terapia mejoré un 90% o100%, ahora sí lo estoy hablando como si fuera una plática entre otras personas, sin que me afecte a mí. Antes sí me afectaba, nada más de hablar empezaba a sudar, a desviar la conversación, y ahorita ya no, nunca pensé que esta agresión no sólo me afectara emocionalmente, si no que ya de tanto tiempo de no superarlo me afectó físicamente, ya que todos los estudios estaban bien de salud.

Una vez que me ayudó a liberar esta etapa reprimida, me siento liberada, creo que estoy reflejando cómo me estoy sintiendo, porque me siento menos pesada no porque haya bajado de peso, porque realmente no lo he bajado, pero no me siento pesada, puedo caminar con ligereza, no me está pesando hacer las cosas, a veces hasta para meterme a bañar lo pensaba hasta dos veces, ahorita ya nada más es pararme, meterme a bañar y vámonos.

Ahorita me siento con ganas de seguir dándole vuelta por todos lados sin preocuparme dónde me voy a quedar o dónde me voy a sentar.

A las personas que vayan a leer mi caso, les puedo decir que hay que buscar alternativas. La medicina alópata nada más me estaba dañando a mí más, y ahorita al encontrarlos a ustedes me ha ayudado demasiado, no me estoy metiendo ningún otro tipo de medicamento, me están destensando, no me siento tan tensa como estaba, el brazo yo ya no lo podía ni mover, ahorita estoy bien, ya puedo mover cosas que no podía hacer, ahorita ya lo puedo hacer todo.

Yo siento que, si juntaran la Medicina alternativa y la alópata, esto sería más efectivo al momento de juntar las dos medicinas, tanto la de los mayas o de cualquier otra cultura junto con la alópata, porque se haría un trato más humanitario, están tratando con humanos, volver a las costumbres de antes, con hierbas, sin dañar más el organismo, nos curan de una cosa y nos dañan otra.

En cambio, así, por medio de masajes, hierbas, creo que hemos estado mejor; de hecho, al fin y al cabo, el medicamento viene a base de las hierbas, y eso no nos lo dicen. Quieren sentirse bien, traten de buscarlos, buscar a esta comunidad, si nos van a servir, adelante.

-¿Y digamos que con este tipo de medicina realmente sea un verdadero apapacho para el alma?

-No nada más para el alma, para todo el cuerpo. Por lo menos ahorita, así como me siento, estoy feliz, creo que puedo seguir con todo lo que me he estado proponiendo. Para la edad que tengo, estoy bien.

Antes me sentía de 80, ya no quería ni despertar, ahorita ya nada más despierto y quiero saber qué viene a continuación.

Antes y después del tratamiento:

blog2

Testimonio completo:

 

Post anterior Siguiente post

También te gustará